La apertura de datos públicos tiene un largo camino por recorrer

El periodismo de datos en nuestro país marca una nueva tendencia. Este camino invita a  la apertura de datos públicos y al análisis de éstos en una búsqueda de sentido social que sirva a los ciudadanos para tomar decisiones relevantes. Tanto grandes como pequeños medios pueden tener éxito en esto y en la visualización interactiva de datos, gracias a la disposición de herramientas sencillas como Google Fusion Tables o Tableau Public.

El viernes primero y el sábado dos de noviembre se llevó a cabo la segunda edición del DataFest, organizado por el diario La Nación y la Universidad Austral, en el que equipos de periodistas, programadores y miembros de otras disciplinas se integraron para trabajar con los datos públicos disponibles. Sandra Crucianelli, periodista especializada en Deep Web Searching, fundadora y editora de SoloLocal.Info, colaboradora en LN Data con un alto nivel de conocimiento en  técnicas de periodismo de investigación y autora del libro “Herramientas digitales para periodistas” para el International Center for Journalism (ICFJ), dio su punto de vista acerca del fenómeno.

¿Es posible la convergencia del diario en papel con el periodismo de datos?

Sí, el periodista gráfico puede trabajar en los dos formatos. Debería, porque ya no existe una división entre gráfico y digital. Todos los periodistas deberían trabajar para todas las ediciones y tener la capacidad de escribir en sus terminales productos que sean para la edición digital y la de papel. El contenido que se busca en los medios gráficos hoy, es para entender por qué las cosas pasan como pasan. La opinión también se puede expresar muy bien a través de la prensa gráfica.

Respecto a eventos como el  DataFest o los Hackatons, ¿qué le aportan al periodismo de datos en nuestro país?

Hay un incipiente movimiento de apertura de datos públicos a nivel periodístico. Esto demuestra que aun en países en vías de desarrollo como el nuestro, donde no hay acceso a la información (porque no hay una ley que lo garantice), los datos cerrados que están “escondidos” pueden ser rescatados de las entrañas de internet y puestos bajo la luz de la opinión pública. Es muy bueno tener espacios en común. Analistas de sistemas, mineros de datos, programadores y periodistas, todos en una misma mesa, en un mismo auditorio, compartiendo experiencias sobre qué hacen unos y otros. Es ideal para el intercambio de conocimientos y datos.

Los sitios abiertos que tienen el Gobierno de la Nación y el de la Ciudad de Buenos Aires, ¿están guiados por criterios de transparencia? ¿Ofrecen datos completos y actualizados?

Los portales gubernamentales de datos abiertos, en tanto no tengan disponible, en formato abierto y descargable, su rendición de cuentas, no sirven a los periodistas. Hay información sobre la distribución de las estaciones de servicio, pero ¿para qué sirve? Quisiera saber cómo se gasta el dinero en la compra de computadoras o  en materia de viáticos gubernamentales, cuánto gastan los funcionarios en telefonía celular, sus salarios. Los datos de los organismos de contralor de servicios públicos, todavía no está en estas plataformas. Aún falta la voluntad política para ofrecer la herramienta necesaria que permita consultar gastos por nombre de jurisdicción y por compañía. Hubo avances pero todavía creo que falta un largo camino por recorrer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s