Figuración paratextual

Escuchando música o mirando videos puedo terminar escribiendo algo así:

Tengo un pasaje a la evocación por medio de la música:
me deja sentir el quiebre de la linealidad del tiempo.

La mentira,
gigante vista en el piso,
se levanta con el viento de una melodía
y me cuenta su otra cara:
La realidad es que nada se termina
y es caminar igual.

Aparece un hombre descompuesto:

los ojos del aire,
una respiración vacía,
piernas que no llegan a ningún lado,
y que, sin embargo, son todo el cielo.

Las obras de su alter ego como puertas abiertas:
tengo vía libre y me invade un soplo de otro mundo
anclado a esta parte.

Salvador Dalí, Metamorfosis de Narciso, 1937
Salvador Dalí, Metamorfosis de Narciso, 1937 (recomendado por el pintor: ver la obra con “fijación distraída”)

En lo personal, escuchando la canción de Almendra (1969), se me despiertan estas figuras desfiguradas de Dalí o cualquier elemento onírico de nuestra forma humana en general. Como si las formas de sus obras respiraran y se movieran y descubrieran la propuesta de la canción por sí solas. Igualmente busqué un poco sobre el sentido que se le dio al componerla y entonces descubrí, por ejemplo, que Spinetta estudió un año Bellas Artes y que en esta canción jugó con la dinámica del arte figurativo y del no figurativo.

Dibujo de Spinetta
Dibujo de Spinetta

Dalí hizo con la figuración un surrealismo que me sigue pareciendo único y la obra que elegí para colgar en esta entrada no es aleatoria. Alude tanto al mito griego como al narcisismo psicológico y también a toda la mente del pintor que, por defecto, termina excediendo al tema en sí. Me gusta porque se ve la disolución hecha transformación -que, también, me parecen dos formas de un proceso muy parecido-. La música no surge de la nada, no creamos en el vacío; a propósito o no, la influencia que tienen muchas obras vanguardistas en las letras de Spinetta no puede negarse.

Cuando usaba mi cuenta de Tumblr también escribí “Puentes amarillos y una vuelta de tuerca”, una entrada de este estilo que entonces le tocó a Cantata de puentes amarillos (en el álbum Artaud, 1973, de Pescado Rabioso)

A mí, ir de una canción a todo esto como si fuera un nuevo espacio para viajar, me hace disfrutar todavía más de la música. Y, para ir cerrando, dejo una cita sobre la fuerza de la cultura según Artaud, que siempre me da las palabras que quiero:

“No me parece que lo más urgente sea defender una cultura, cuya existencia nunca ha liberado a un hombre de la preocupación de vivir mejor y de tener hambre, sino extraer de aquello que se llama cultura ideas cuya fuerza viviente es idéntica a la del hambre”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s